Secuencia LXXIII 19/04/2014: OLIVA DE ESPERANZA

“Sábado Santo: Estación de Penitencia de la Hermandad de La Santísima Trinidad”

DSC_1113-border


DSC_1042-borderEl pasado sábado santo de 2013, año tan especial para nuestra banda, me dirigía con mi padre (culpable de mi devoción por la hermandad de La Santísima Trinidad) hacia la basílica de María Auxiliadora para acompañar un año más a la Esperanza de la Trinidad Coronada junto a mi banda de La Oliva y ya llegando le referí: “Si me hubieras hecho hermana, este año por fin podría llevar mi medalla colgada del cuello”, el asintió. Pero una vez dentro del patio, donde las bandas esperan para unirse a los pasos, mi padre se me acercó y por sorpresa me colgó la medalla que é,l año tras año desde hace mucho tiempo lleva, diciéndome que ya estaba inscrita en la hermandad. Contenta, llevé esta medalla todo el recorrido aunque con la inquietud de que aún no era hermana oficial, pues no había jurado las reglas.

foto2-borderPero este año 2014 todo cambió. El pasado 22 de marzo, mi hermano y yo juramos las reglas de la Hermandad de La Santísima Trinidad y recibimos nuestras propias medallas, momento que tantas veces había soñado, y por tanto este sábado santo de 2014 hacía mi primera estación de penitencia como hermana aunque sin habito nazareno, si no con mi banda detrás de la Esperanza.

A la izquierda la de mi padre, a la derecha la mía.

Como ya he dicho, un sábado más lleno de emociones en el que surge la unión perfecta de dos de mis pasiones, mi banda y mi hermandad. Un sábado especial pero distinto pues todos los años ocurren cosas que lo hacen diferente.

DSC_1018-borderA la hora prevista, los pasos iban saliendo de su templo y cada cual de mejor manera con novedades como ese comienzo de dorado de la delantera de la nueva canastilla del Santísimo Cristo de las Cinco Llagas.foto3-border

Y casi sin darnos cuenta, tras haber afinado nuestros instrumentos y estar ya todos preparados en formación, asomaban ya por la puerta los primeros varales del deslumbrante palio de la Esperanza Salesiana. Con su salida al completo y la llamada a la Marcha Real por parte de nuestro corneta José Manuel, el público rompía en aplausos para recibir a nuestra Madre Trinitaria.

A continuación, La Oliva se unió al cortejo interpretando Reina de la Trinidad (de Juan Velázquez Sánchez) y Virgen de la Trinidad (de Francisco J. Gómez) y con estas marchas el palio ya salía del patio de la basílica.

foto4-borderSiendo la Esperanza de la Trinidad la patrona de la Policía Local, más adelante en la revirá de la avenida María Auxiliadora con la calle Mateos, la hermandad rendía un emotivo homenaje en el lugar de los hechos, a la trágica pérdida del policía Sergio Rodríguez Prat y por dicho acto se interpretó la marcha Soleá dame la mano (de Manuel Font de Anta) en lugar de Pasan los Campanilleros (de Manuel López Farfán) como solía ocurrir años atrás. Allí se encontraban muchos de sus compañeros del cuerpo de Policía.

DSC_1173-borderLa procesión iba transcurriendo con normalidad calle tras calle y la banda disfrutaba detrás de uno de los palios más bellos de nuestra semana santa sevillana interpretando una marcha tras otra con gusto, delicadeza y buen hacer como de costumbre, y conscientes de que esta semana que tanto ansiábamos algunos estaba llegando a su fin, pero nuestro sábado santo aún no había terminado.

DSC_1121-borderLa Virgen de la Esperanza hacía su entrada en la repleta plaza de la Encarnación a los sones de Virgen del Valle (de Vicente G. Zarzuela) y encaminándose por la calle Orfila, entraba ya en la plaza del Duque dondea punto de comenzar la campana, La Oliva interpretaba Madre Hiniesta(de Manuel Marvizón).

DSC_1270-borderEl palio se levanta enérgico como si de la primera levantá se tratase y da comienzo la campana a los sones de Macarena (de Abel Moreno). Justo antes de que comience el fuerte bajo de dicha marcha, empieza a caer la tradicional petalá que cada año tiene lugar debido a que en esa esquina con La Campana, se encuentra un azulejo conmemorativo de la coronación de la Esperanza de la Trinidad que dice así: foto5-borderEn este lugar le fueron rendidos honores en ofrendas coral y floral a Nuestra Señora de la Esperanza de la Trinidad a su regreso de la S.M.P.l.Catedral con motivo de su coronación canónica. Para perpetuar dicha efeméride en el 500 aniversario de la fundación de la hermandad de la trinidad se dispuso la colocación de este retablo”

DSC_1348-borderA continuación, proseguimos la campana con Esperanza Trinitaria (de Antonio Pantión), Virgen de las Aguas (de Santiago Ramos Castro) y para finalizar este gran paso por campana, la Esperanza salía de la plaza a los sones de La Estrella Sublime (de Manuel López Farfán). De este modo seguimos la carrera oficial y al finalizar la avenida, la Esperanza llegaba al hemisferio de su salida procesional entrando en la S.I. Catedral a los sones de La Estrella Sublime.

DSC_1529-borderEn su recorrido de vuelta, la cofradía pasaba por lugares como la cuesta del Bacalao, donde se interpretaron las marchas Virgen de los Estudiantes y Rocío, o la cuesta del Rosario donde se interpretó Triana de Esperanza y Macarena (de Abel Moreno). En ambos lugares se podía ver gran multitud de espectadores aun tratándose de unas horas en las que la noche ya había entrado, pero esto no supone problema alguno para una Sevilla devota de su semana santa ni siquiera por el hecho de que esta semana ya estaba llegando a su fin si no que esto hacía que nuestra ciudad se echara a la calle para ir despidiendo una semana santa de ensueño que tanto añorábamos y en la que por fin la lluvia nos daba una tregua. Y para algunos que mejor forma de cerrar la semana santa 2014 que viendo a la Esperanza bajo palio.

DSC_1494-borderPero esto aún no había terminado. La Esperanza se encaminaba ya de vuelta con la novedad de que este año no haría el tradicional saludo a la Hermandad de los Gitanos si no que pasó por el lado izquierdo del templo entrando directamente en la calle sol. Una calle recomendada en los programas de mano que todo sevillano posee en semana santa y también una calle que inspiró en su día a D. Antonio Rodríguez Buzón para su pregón de 1956 en el que dedicó a la Esperanza Trinitaria un poema memorable y que sin duda alguna describe a la Esperanza y las vivencias de un sábado santo de la mejor forma, un poema que es inevitable leerlo y no sentir nada pues está impregnado de sentimiento en cada palabra, en cada verso. En él se pueden leer versos como estos:

“no se sabe si bajó el Cielo por recrearse o es que Sevilla subió al Cielo por un instante, y se trajo esta Esperanza tan divina y tan radiante, que de gritarle ¡Bonita! no hay corazón que se canse.”

Como curiosidad diré que en nuestra banda contamos en muchas ocasiones con músicos hermanos de las hermandades a las que acompañamos pero esta hermandad es una en las que más hermanos hay en nuestra formación, siendo estos Manuel Jesús Rodríguez García (fliscorno), Manuel Jesús Rodríguez Macarro (trompeta), Álvaro Rodríguez Macarro (trompeta), Pablo López (flauta) y yo misma.DSC_1470-border

DSC_1549-borderY un poco más temprano que el año pasado, la Esperanza ya entraba en el patio de la Basílica María Auxiliadora a los sones de Triana de Esperanza y a continuación, con todas las luces apagadas interpretábamos la marcha Rocío. Las únicas luces que se podían divisar en ese momento eran la candelería del palio y las linternas de nuestros músicos, un momento único en el que para más inri todo el mundo permanecía en silencio para que nuestra flautista Belén hiciera un perfecto solo de Rocío. Y para despedir este sábado santo de2014, la Esperanza Trinitaria entró en su templo a la vez que La Oliva interpretaba Pasan los Campanilleros.DSC_1554-border Pudimos ver en todo el recorrido e incluso en estas tres últimas marchas a una Oliva fuerte e incansable que interpretaba una marcha detrás de otra como si del Domingo de Ramos se tratara, y de este modo La Oliva de Salteras finalizaba otro año más acompañando a la Hermandad de la Santísima Trinidad cumpliendo así 15 años detrás de la Esperanza: la primera ocasión en 1936 y permanentemente desde 2001. Esperemos que esta unión perdure por muchos años más.

Para finalizar dejo unos versos que tan fácil me resultó escribir, pues simplemente con mirarla… ya se sabe que decir:DSC_1114-border

Cuando nos llega tu día

al culminar la semana

te haces presente en la calle

y como sol te regalas.

 

Y tu gente tras el paso

se emociona y estremece

gozando con tu belleza

que redentora se ofrece.

 

Y no cabe más dulzura

que la que hay en tu mirada,

tus manos, lágrimas, boca,

tu rostro y toda tu cara.

 

Y cada Sábado Santo

mi corazón se enamora

y mi oración te levanto:

¡Deja agarrarme Señora

a tu mano firmemente

con La Oliva Centenaria

tras tu manto, penitente,

mi Esperanza Trinitaria!

 

 Irene de la Orden @irene_delaorden

TRESILLO DE CORCHEAS

.- Alonso le echó el ojo a la alcayata y ahí quedó el cornetín

Tresillo 1

.- Otros optaron por la jardinera modelo sarcófago

Tresillo 2-border

.-Pero otros no sueltan el instrumento mi con las dos manos ocupadas

Tresillo 3-border

A MODO DE CODA

CODA-border

Divide y tampoco vencerás

En uno de los cruces de la calle Sierpes donde los trabajadores de seguridad velan para que todo en las sillas sea correcto y entren solo los autorizados, nuestra banda se vio dividida en dos debido a que el paso fue bajado y ante la acumulación de gente esperando para pasar, los vigilantes se vieron obligados a abrir un pasillo para que estas personas pudieran circular. Pero no se alarmen, rápidamente la formación volvió a su estado normal y volvimos a ser “uno” como siempre somos allá donde vamos.

Anuncios