Nuestro Compás 5: “A través de una Sonata”

“Las palabras nunca alcanzan cuando lo que hay que decir desborda el alma” (Julio Cortázar)

DSC_0123-border

No sé si habéis escuchado alguna vez que “el músico de La Oliva nace donde le da la gana”. Pues os digo, que efectivamente es así.

En los compases anteriores habéis podido leer lo que significa ser músico de La Oliva, a través de los ojos de varios compañeros. He aquí el mío: Pertenecer a La Oliva de Salteras, ya en sí encierra un orgullo único, pero os aseguro que es difícil de entender si no lo sientes personalmente. Calidad humana, calidad musical.. ¿veís? imposible de explicar solo con palabras. En definitiva, todo aquello que hace de una institución algo especial, algo único.

Algunos pueden preguntarse ¿pero qué tiene de especial? Veréis, ¿Qué os parece si os lo presento en “forma” de Sonata?

En primer lugar, la Exposición. Cuando entras en La Oliva, el primer valor que observas es que los que forman parte de ella confían los unos en los otros, pasas a sentir que la confianza es tal que cambias rápidamente el “soy” por el “somos”, pasas de pensar en el “yo” a pensar en “nosotros”. ¿Sabéis el resultado?, que sabes que siempre tienes a tus compañeros a tu lado, pase lo que pase. Y encuentras tal calidad humana, que ya el primer día que tocas en La Oliva sabes que no quieres irte de allí.

DSC_1534-border

El Desarrollo. Cuando perteneces a La Oliva te das cuenta que existe un equipo humano fantástico que trabaja día a día, sin plantearse nunca pedir nada a cambio. Es más, seguro que ninguno de ellos ha pensado nunca siquiera, en el valor de sus actos. Simplemente el objetivo es una meta común, un proyecto en continuo desarrollo que va siempre más allá. En ellos he conocido lo que significa “el olivismo”, el trabajo desinteresado y anónimo por La Banda. Tal vez desde ahí fuera muchos de vosotros veáis el resultado de este desarrollo, pero tras él hay personas cuya humildad de su alma y que encierran tal lealtad en el corazón, que le hacen ser los más Grandes. Una grandeza que para mí representa una enorme admiración y respeto, y que es mayor aún, precisamente, porque no son conscientes de ello.

NuestroCompás2

Y llegamos así a la Reexposición. ¿Sabéis otro secreto de lo especial de La Oliva de Salteras? El secreto consiste en creer. En creer en las personas por encima de todo, y en que cada uno de los miembros de La Oliva es fundamental. Y aquí podemos volver a recordar aquella Exposición, en que antes que en ti mismo piensas en el grupo, que se ha convertido en tu familia. Y podemos recordar que el trabajo en equipo hace posible esos “22 metros de eslora”, o de otros 100 si hicieran falta. O tal vez aquél compás en que nos hablan de “saber ser músico de La Oliva”. Todo tiene cabida en esta Reexposición.wpid-img_20140901_012358.jpg

Y entonces comienzas a entender que el músico de La Oliva lo es y lo sigue siendo allá donde vaya, y que no dudará un segundo en estar cada vez que le sea posible, por lejos que esté.

wpid-img_20140901_013105.jpg

Pero con todo esto parece que me he alejado un poco del principio de “mi compás”.. La Coda Final de ésta Sonata, es eso, que lo más significativo de ser músico de La Oliva de Salteras es que éste nace donde le da la gana. Porque ese primer día en que tocas con La Oliva, o entras en su Academia, entiendes que ya formas parte de ella y sabes que, independientemente de dónde has nacido o de donde vengas, ya no quieres irte de allí..

Lourdes Benítez

@mlourb

“Orgullosa de ser Olivista”

nuestrocompas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s