A primera vista (Cap. 74) HAGAN FUEGO

img_20160107_004225.jpgEl protocolo militar, en el capítulo de horones, dice que al Rey se le recibe con veintiún cañonazos y al Príncipe de Asturias, con diecinueve. Que sepamos, la Sociedad Filarmónica “Nuestra Señora de la Oliva” de Salteras no tiene honores militares para recibirla pero dicen que no harán falta cañonazos pues cuando la partitura se va a “cinco efes” ya pueden sonar las baterías de todos los barcos de la armada, artillería o similar que no hay fuerza que lo iguale. Y no estamos exagerando.

Anuncios

A primera vista (Cap. 72)  CRUCE DE CAMINOS 

Si fuera por escoger, a la derecha, hacia nuestro pueblo que bien claro lo pone el cartel. Si es por nuestra sociedad, el camino está claro, la difusión de la música. Y dejando a un lado la filosofía, la foto muestra la curiosidad de cruzar la carretera para llegar a la Hacienda de Torrijos acompañando a la Nuestra de la Estrella, patrona de Valencina de la Concepción.

 wpid-img_20151109_120254.jpg

A primera vista (Cap.71)  SEÑOR, DAME PACIENCIA

 

wpid-img_20151103_114740.jpg

Es lo que parece invocar Álvaro Rodríguez Macarro (trompeta) en vista del empeño de su hermano Manuel Jesús (también trompeta) en hacer sonar el instrumento no sabemos con qué fortuna en función del rostro del primero. Pero en la casa hay otro trompeta, el padre, Manuel Jesús por lo que desde aquí solicitamos oraciones por el estado de nervios de la madre, Irene, que seguro tiene el cielo ganado entre tanto soplido a la boquilla.

A primera vista (Cap. 70) MASTER CHEF  

 

wpid-img_20151029_001044.jpg

Piki y Alonso esperan el veredicto tras la prueba de presión. Sonríen para aplacar los nervios y se abrazan como buenos compañeros antes de que el jurado mande a uno a freír espárragos y a otro a escaldar cebollinos. Dicen las malas lenguas que Michelín les otorgó cuatro… ruedas para que salieran pitando. En su defensa diremos que de la paella no quedó ni para una tapita.

A primera vista (Cap. 69)  LA NUEVA MADAME BUTTERFLY 

 wpid-img_20151019_001415.jpg

Cuentan las crónicas que para componer la ópera “Madame Butterfly” Giacomo Puccini se basó en unos hechos sucedidos en Nagasaki a finales del siglo XIX, en el cuento “Madame Butterfly” de John Luther Long y en la novela “Madame Chrysanthème” de Pierre Loti.

No una ópera, más bien varias, incluso sinfonías, cantatas, corales, no sé cuántos poemas musicalizados u obras de cualquier tipo podrían nacer a la luz de esta foto: Una mariposa, buscando la hermosura de la música de la banda, se encontró con la de Oliva Silva y no tuvo otra cosa que posarse en su flauta. ¿Quizá se trate de la inspiración que encontró Mozart para “La flauta mágica”?

Ni que hubiera estado preparado, pero fue tan natural como la vida misma, como esa vida que bien puede inspirar alguna composición que cante el momento. Adelante si se siente inspirado. Mándenos la pieza que nos hará ilusión. Y a Oliva, más.